No perdí un año, gane experiencias y momentos inolvidables (Covid-19)

Claro que he tenido días y meses muy obscuros, pero reflexionando la verdad es que me siento muy agradecida por muchísimas cosas este año .


Me duele mucho ver lo que esta pasando en nuestro país, en el mundo entero , la cantidad de gente enferma , carencia , muertes y todo lo que viene después . Sin embargo no quiero hablar de eso , quiero platicar y expresar lo que he vivido como mamá que a pesar de ser el reto más grande que nos ha tocado vivir y convertirnos en miles de papeles a diario por nuestros hijos puedo decir que ha sido un año único y muy especial que siempre recordaremos .


No perdí un año como constantemente se ha dicho , gane un año maravilloso, que de una u otra manera llenamos con experiencias , actividades que nunca hubiéramos hecho , encontramos nuestra loca rutina que nos funciona y nos hace vivir el día a día disfrutando y gozando de nuestro pequeño mundo en casa .


Un tiempo en el que pusimos pausa y pude gozar y disfrutar de mi familia con todos mis sentidos , sin prisa.


Abrazar , besar y jugar sin que nadie nos vea, vestirnos y disfrazarnos como quisiéramos el día que sea , practicar mis habilidades de pintacaritas y pintarnos la cara de dinosaurios, meternos a la tina a las 2 de la tarde porque se nos antojo bañarnos a esa hora ,quedarnos en pijama todo el día , hacer tardes de cine con palomitas y preparar miles de inventos en la cocina , sembrar , cortar el pasto , lavar coches , inventarme juegos nuevos cada día para entretenernos y hacer ejercicio mientras hago malabares para evitar aplastar a algún niño que se metió debajo de mi plancha o se les hizo muy chistoso subirse en mi mientras hago sentadillas.


Por que en mi mundo como mamá mi labor más importante es cuidar de mis hijos y protegerlos en todos los aspectos y que a pesar de la horrible situación externa quiero que recuerden este tiempo como un tiempo mágico en casa.


Una pausa a nuestra ajetreada vida para disfrutar y gozar de mis hijos como nunca antes lo había hecho , para tomarme el tiempo de vestirlos , prepararles de comer , darles masaje antes de dormir y acostarme con ellos cada noche hasta que se duermen , vernos a los ojos y saber que lo que tenemos en casa es lo más importante y quedarnos encerrados todo este tiempo no es una pérdida de tiempo , es una bendición por que puedo hacerlo, puedo disfrutarlos, puedo protegerlos y proteger a toda esa gente que no tiene la posibilidad de guardarse , de bajar la cantidad de gente expuesta, de cuidar de nuestros queridos doctores que son los héroes de este 2020 y sobre todo proteger a nuestros abuelos y padres por que al cuidarnos los protejo y con lo poco que está en mis manos por ayudar eso si me corresponde y puedo poner de mi parte .


Como cualquier mamá también he perdido la paciencia , he gritado , llorado y me escondo en el closet con más frecuencia de lo que quisiera , pues si es agotador tener dos personitas que me siguen todo el día . Pero luego me recuerdo todo lo que perdieron este tiempo y hago mi mayor esfuerzo para llenar su mundo y aparentar que todo esta perfecto llenando su tanque de besos .


Voy a recordar este año como un regalo , una pausa que me hizo darme cuenta de lo rápido que crecen los niños y que pude disfrutarlos como nunca , verlos crecer, madurar , celebrar sus logros y atesorarlos para mi solita , los he gozado con todo mi ser, sin prisa , sin expectativas.



La pandemia no me robo un año , me regalo un año para disfrutar de lo más valioso que tengo , un año único e irrepetible .

67 vistas0 comentarios
Follow me
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • Pinterest App Icon