Mi hijo no come a la hora de la comida, ¿Qué hago?



Este es un problema bastante común, entiendo tu frustración y desesperación. Hoy te voy a compartir algunas estrategias como punto de inicio que podrías aplicar y vemos que tal te va.



1.- Tu hijo tiene mucha energía.

Comer en la mesa puede ser una práctica muy aburrida y poco interesante o entretenida para un niño muy activo. Procura involucrarlo y realizar algún tipo de juego sentados en la mesa (no pantallas).

No esperes que tu niño realice una comida de tres tiempos y tenga paciencia para la sobremesa. Un buen punto de inicio es empezar con 2 minutos por año de edad.

Implementa la regla de sentarse en la mesa aunque no quiera comer.


2. No come porque en ese momento se sirven las verduras.

Generalmente usamos la hora de la comida para ofrecer verduras y preparaciones más saludables. Los niños se pueden estar alimentando durante el día de galletas, yogurt, salchichas y alimentos procesados fáciles de comer y cuando llega la hora de la comida los queremos obligar a comer sopa de verdura, pollo y arroz. ¿Notas la diferencia?

Si los niños no conocen estos alimentos y no han tenido suficientes exposiciones se van a rehusar a comerlos. Aunque hayas pasado horas en la cocina preparando el platillo mas delicioso, eso solo aumenta tu ansiedad y expectativa con lo cual aumenta tu presión hacia tu hijo y la presión y el estrés suprime su apetito.

Se ha visto que los niños tienen que tener 10-20 exposiciones del mismo alimento ante de pensar siquiera en probarlo, piénsalo de esta manera “estamos ensenando hábitos y estoy ensenando a mi hijo a disfrutar de todos los alimentos”.

Intenta agregar mas frutas y verduras a lo largo del día y en cada oportunidad que tengas para que tu hijo se familiarice con los alimentos.

3. Exceso de snacks durante el día.

La falta de un horario regular, estructura y rutina provoca que los niños no sepan que esperar o cuando es momento de comer, por lo que comen cada que sienten la necesidad de comer y al no hacer comidas bien estructuras que incluyan alimentos con grasa y proteína vamos a tener niños hambrientos pidiendo comida fácil y rápida para comer mientras continúan con sus actividades. De esta manera los niños están comiendo lo que quieren cada que quieren y eso provoca poco apetito en las comidas principales.

Recuerda que aunque parezca inofensivo un vaso de leche poco antes de la comida puede ser suficiente para que tu hijo no tenga apetito en la comida.

Por todo lo anterior es importante que fijes un horario para las comidas principales y las colaciones, así tu hijo va a empezar a reconocer y reconectar con sus señales de hambre saciedad.

4. Tu hijo no come porque se siente presionado.

Cuando presionas a tu hijo para comer, que pruebe o que coma un par de bocados más, muy probablemente él se va a rehusar a hacerlo, evita premiar, castigar o sobornar con alimentos.

Además de que no funciona, esto puede provocar tensión y ansiedad en tu hijo lo que a la larga va a provocar que tu vínculo con él se vea afectado y su relación y experiencia con la comida sea negativa.

Encuentra tu paz, pide ayuda y no presiones a tu hijo para comer.


5. Tu hijo no come porque sabe que hay un alimento porque no comió.

¡Pobrecito no comió nada, se va a morir de hambre que se coma aunque sea una barrita! ¿Te suena familiar?. La realidad es que tu hijo ya sabe que si no come poco después viene un alimento de su agrado con tal de que coma aunque sea algo…

Hay muchas estrategias para manejar esta situación, por el momento te pido que dejes de ofrecer este tipo de snacks “recompensa” que solo perpetúan que tu hijo no coma a la hora de la comida.


TU como padre eliges que alimentos ofrecer, el horario y el lugar para comer. Mantente firme y fija nuevos hábitos. No ofrezcas ningún tipo de alimento hasta la siguiente oportunidad que determines para comer, podría ser la colación o la cena.


Espero que tengas una mejor idea de que pudiera estar sucediendo, recuerda que podemos tener una asesoría particular, para entender tu situación. Hay mucho por hacer y si tu y/o tu hijo la están pasando mal con su alimentación es momento de tomar acción, no eres mal padre si tu hijo no come tampoco es tu culpa. Piénsalo así si tu hijo tiene fiebre lo llevas al pediatra y lo acompañas en su enfermedad, así de fácil si tu hijo no come algo le está impidiendo disfrutar de la comida. Asesórate y acompáñalo a reconectar con su cuerpo y los alimentos.


Yemi

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Qué crees? NO EXISTE ... lo siento .⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀ Como quisiéramos tener la fórmula mágica que funcionará a la perfección para alimentar y criar a nuestros niños . ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ La realidad es que no existe

Sabemos que la buena alimentación es muy importante para el desarrollo y crecimiento de los niños y me he dado cuenta que cuando los niños salen de vacaciones, la buena alimentación y la nutrición tam

Esta padrísimo si quieres hacer hot cakes de Hulk con espinaca, pero no escondas de donde viene el color verde tan padre y llamativo para los niños . Puedes decir “Mira que padres hot cakes verdes con